Como esterilizar biberones y chupetes

Cuando llega un bebé a nuestro hogar, debemos cambiar muchas veces las formas de hacer las cosas, por tanto, debemos adaptarnos a las necesidades del pequeño y crear una rutina práctica.

En este sentido, la higiene de todos los implementos que utiliza el recién nacido son básicas para poder garantizar que tu bebé este sanito por más tiempo, puesto que al nacer tus pequeños carecen de suficientes defensas para protegerse de agentes infecciosos que se encuentran en el ambiente.

Por ello, mientras tu recién nacido logra obtener un sistema inmunológico maduro debes utilizar una rutina de limpieza y esterilización de biberones, chupetes y otros artículos, como juguetes que tu bebé se puede llevar a la boca.

Por ello, te traemos el siguiente articulo para que tengas en cuenta lo que debes hacer para esterilizar los biberones y chupetes de tu bebé correctamente.

¿Cómo limpiar biberones y chupetes adecuadamente?

Antes de esterilizar los chupetes y biberones de tu bebé, debes limpiarlos de la siguiente manera:

  1. Desmonta las piezas del biberón y la tetina.
  2. Limpiar todas las piezas con un cepillo suave, usando solo detergente o jabón suave.

Si vas a utilizar el lavavajillas, luego de desmontar todas las piezas, debes colocarlas en la rejilla superior del lavavajillas (use solo una pastilla o detergente suave)

Instrucciones para esterilizar los biberones y los chupetes de bebe con agua hirviendo

Una vez que has limpiado las piezas del biberón y separado sus partes, sigue los siguientes pasos:

  1. Hierva una gran cantidad de agua.
  2. Coloque todas las piezas en agua hirviendo durante 5 minutos, como máximo. Checa que todas las piezas queden sumergidas en el agua.
  3. Asegúrate de que las partes no se toquen entre sí, ni con el lateral de la olla, de esta forma se evitarán deformaciones y daños en las piezas que se van a esterilizar.

Pasos a seguir para esterilizar con el esterilizador

Una vez que has limpiado las piezas del biberón y separado sus partes, sigue los siguientes pasos:

  1. Esterilice todas las piezas siguiendo las instrucciones que encontrarás en el manual de usuario del equipo.
  2. Asegúrate de que las partes no se toquen entre sí, ni con el lateral de la olla, de esta forma se evitarán deformaciones y daños en las piezas que se van a esterilizar.
  3. No esterilice la tetina durante mucho tiempo ya que esto puede debilitarla.

¿Por qué debemos esterilizar chupetes y biberones?

Existen muchas razones que nos indican que debemos esterilizar los chupetes y biberones, una de ellas es el frágil sistema inmunológico del recién nacido que debe apoyarse en los cuidados de sus padres para poder fortalecerse durante los primeros meses.

Es muy importante tener presente en todo momento la importancia que tiene la esterilización a la hora de alimentar al bebé, porque debemos apostar por su salud y no dejar de lado nunca esta costumbre, en tanto su cuerpito se fortalece.

¿Cuándo esterilizar biberones y chupetes?

Tanto los chupetes como los biberones deben esterilizarse frecuentemente por las siguientes razones:

  • Cuando el articulo esta nuevo, sin usar la primera vez.
  • Cuando tu bebé esta recién nacido y por lo menos hasta los primeros 4 meses. Esta esterilización debe ser diaria, después de cada uso; sin embargo, luego de esta edad, puedes hacerla con menos frecuencia e intensidad.
  • Cuando se ha caído al piso o ha estado en expuesto a factores ambientales externos sin una cubierta protectora.

Toma en cuenta que, un biberón esterilizado dura entre cuatro y seis horas porque en cuanto entra en contacto con el medio ambiente se empieza a contaminar. De allí, el porqué de la frecuencia de limpieza y esterilización de estos objetos.

¿Cómo almacenar los biberones y chupetes después de esterilizar?

Después de la limpieza y esterilización, debemos retirar los biberones de la olla o el esterilizador, ayudándonos con unas pinzas para no quemarnos y dejarlos boca abajo para que escurran correctamente. Una vez secos, ya estarán correctamente esterilizados.

Para ello, debemos asegurarnos de colocarlos sobre una superficie limpia y que pueda aislarse del exterior, tapando las piezas esterilizadas del biberón, para que ningún agente externo como insectos los contaminen de nuevo. Preferiblemente, mantenga todas las piezas secas en un recipiente con tapa.

¿Dónde comprar limpiadores y esterilizadores de biberones para bebé?

Seguro ya sabes que existen esterilizadores de biberones eléctricos, los cuales puedes encontrar en tiendas especializadas en puericultura y productos infantiles. Estos equipos suelen ser automáticos y cuando el biberón se ha esterilizado se apagan solos, por lo que podemos dejarlos encendidos cuando nos vamos de casa.

En este apartado, gracias a los beneficios que nos da el acceso a internet, puedes acceder desde tu computador a nuestra tienda online bodaclick.com y en la barra superior de nuestra página encontrarás el apartado Hora de comer.

Desde allí puedes acceder a una lista de opciones de Esterilizador de biberones o Limpieza de biberones para que veas los productos que tenemos para ti, así escoges el que más se ajuste a tus gustos y necesidades.

Consejos útiles

Algunos de los consejos más recomendados que debes seguir al momento de esterilizar los chupetes y biberones de tu bebé son:

  • Siempre lávate muy bien las manos antes de lavar y manipular los biberones y chupetes del bebé.
  • Limpia todas las piezas después de cada comida para aumentar la vida útil.
  • Evita comidas con colorantes que pueden manchar los envases.
  • Evita utilizar estropajos, esponjas (abrasivas) y cepillos con cerdas que puedan rasgar la silicona o provocar que la tinta se desprenda del biberón, para ello puedes usar cepillos especiales.
  • Evita limpiadores anti bacteriales o corrosivos, soluciones químicas o limpiadores concentrados.
  • Aplicar calor por un tiempo excesivo puede deformar las piezas del biberón.
  • Asimismo, existen muchos biberones en el mercado que contienen materiales dañinos para la salud del bebé como el Bisfenol A, que se trata de un químico que se libera con el calor y se puede disolver muy fácilmente en la leche, por tanto, asegúrate que los biberones y chupetes que usas están libres de este tipo de material.
0