Flores frescas para la boda

De todos los eventos que experimenta una persona a lo largo de su vida casarse representa uno de los más importantes, razón por la cual será necesario para los novios ocuparse de todos los detalles de forma anticipada, entre ellos las flores que se usarán en la boda como elemento decorativo y en el ramo de la novia.

En este apartado siempre surge la preocupación de obtener ejemplares que no solo añadan el toque elegante y vistoso a la ocasión, sino que también sean lo suficientemente resistentes al calor para mantenerse en buenas condiciones durante las horas que dure el evento.

Flores frescas para la boda en época de verano

Para esa novia que ha decidido llevar a cabo la celebración de su boda en una época del año donde las temperaturas sean altas la elección de flores frescas se convertirá en una prioridad. En este sentido, se deberá descartar el uso de flores que sean en exceso delicadas.

Así también, es habitual que al momento de la decoración los novios puedan solicitar llevar a cabo un diseño con cierto tipo de flores que pueden tener tendencia a deshidratarse rápidamente, lo cual hace que al final deban cambiar la estrategia y apelar al uso de especies diferentes a las que tenían previstas.

Flores frescas para el bouquet

Disponer de flores frescas para la boda resulta una necesidad, en especial para el bouquet, siendo recomendable para ello optar por ejemplares con capacidad para retener humedad durante horas como los ramos de tallo muy largo, el ramo con caída o los centros pinchados con esponja, aunque estos suelen ser un poco difíciles de encontrar.

En el caso del ramo con caída este represento uno de las opciones más usadas en bodas de la realeza. Sin embargo, esta opción fue perdiendo lugar frente a otras como el bouquet redondo debido a la poca posibilidad que ofrecía su composición a las flores para absorber el agua y mantenerlas frescas hasta el último momento.

Es por ello que para el bouquet si se desea mantener las flores frescas para la boda lo más recomendable es optar por ramos de tallos que sobresalgan de manera que puedan ser introducidos en un jarrón con agua a fin de permitirles absorber agua y preservar su humedad el mayor tiempo posible

Recomendaciones para usar flores frescas para la boda en verano

Cuando se habla de las flores usadas para la decoración de un centro de mesa, el altar o el ramo de la novia su elección no solo estará determinada por las preferencias de los novios sino también por el clima que pueda generarse el día que se desarrolle la boda

A fin de prevenir que las flores a usar en la boda puedan marchitarse por cualquier aumento súbito de temperatura en el clima durante ese día lo más recomendable será optar por alternar las flores con algo de verde en las composiciones, de manera que puedan resistir mejor esta situación climática.

Algunas flores como la lavanda o manzanilla poseen una alta capacidad para resistir el calor. Sin embargo, el uso de las mismas suele estar sujeto a un estilo de decoración muy concreto por lo que podría resultar que no encajen con la temática de la boda que ya los novios tengan planeada.

A fin de garantizar flores frescas para la boda es necesario que los novios dispongan siempre de un plan secundario en caso que durante los días cercanos se presente una subida de las temperaturas. Y es que, cuando se trata de las flores a usar en este evento el timming resulta un factor clave.

Sumado a ello es importante que los novios tengan en cuenta el clima interno del lugar que hayan elegido para efectuar la celebración de la boda. Así también, adquirir flores locales que sean de temporada.

0