Cuántos biberones debe tomar un bebé

Si eres madre primeriza, seguro te estas preguntando cómo hacer para saber qué cantidad de formula debes darle a tu bebé según su edad.

Para poder alimentar a tu bebé adecuadamente debes tomar en cuenta aspectos específicos recomendados por los especialistas en pediatría, porque esta información puede variar según el peso, las condiciones y necesidades de cada bebé.

Como existe mucha información y tal vez no sabes por dónde empezar, te recomendamos que sigas leyendo.

¿Qué cantidad de leche debe tomar mi bebé?

Según la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses, en este caso, se debe dar pecho según la demanda del bebé, sin limitaciones.

Por otra parte, aunque nada se puede comparar con la leche materna, muchos bebés se alimentan con leche de fórmula, porque para algunas mujeres, es imposible amamantar a su bebé. Por ejemplo, si eres madre adoptiva o no puedes amamantar a tu hijo por razones médicas o de algún otro tipo, necesitarás conocer algunos datos sobre la alimentación con leche de iniciación.

Como norma general, los bebés suelen tomar varios biberones al día. Para ver mejor esta relación, a continuación, te presentamos un resumen sobre qué cantidad de biberones debe tomar tu bebé según su edad.

Primeras dos semanas

Durante las primeras semanas de nacido tu bebé puede tomar entre 6 a 7 biberones de 1 a 3 onzas (30-90 ml).  Estas cantidades pueden variar un poco, en el caso de que tu bebé este siendo amamantado o haya nacido con alguna condición de salud.

De quince días a un mes

Luego de las dos primeras semanas tu bebé sigue creciendo y el ritmo de consumo de biberón puede ser de 6 biberones de 2 a 4 onzas (60-120 ml) a lo largo del día.

Segundo mes

Para el segundo mes, tu bebé puede tomar de 5 a 6 biberones de 3 a 5 onzas (90-150 ml) para satisfacer su apetito.

Tercer mes

Como tu bebé sigue creciendo, el consumo va aumentando, ya para el tercer mes puede consumir hasta 5 biberones de 4 a 6 onzas (120-180 ml).

Cuarto mes

En el cuarto mes, tu bebé puede tomar de 4 a 5 biberones de 5 a 6 onzas (150-180 ml) diarios.

Quinto mes

Para el quinto mes, tu bebé toma de 3 a 4 biberones de 6 a 7 onzas (180-210 ml) cada uno. A esta edad, es posible que tu pediatra te indique empezar con cereales o puré de verduras.

A partir de los 6 meses

Luego de los 6 meses tu bebé empezará con la alimentación complementaria. Además de los pures y las frutas, tomará unos 500 ml diarios de leche de continuación. Su alimentación con biberón estará relacionada al esquema desayuno, comida, merienda y cena.

¿Qué biberones comprar?

Como ya viste las necesidades alimenticias de tu bebé van variando a medida que va creciendo. Al principio, tu bebé recién nacido consume muy poca leche, para lo cual puedes utilizar biberones pequeños, para manipular justo la cantidad que necesita tomar tu bebé.

Luego de varios meses, tu pequeño no solo empieza a consumir mayor cantidad de fórmula, sino que también tiene más fuerza para manipular su biberón. Para esta etapa de su desarrollo podrás encontrar diseños que presentan asas y formas ergonómicas para el mejor agarre del biberón.

Estos modelos y muchos más los podrás encontrar en nuestra tienda online www.bodaclick.com  donde puedes ver biberones adaptados a la edad de tu bebé, elaborados con materiales seguros.

Ingresa ahora para que conozcas todos nuestros diseños en biberones y escojas el que más se ajuste a tus necesidades y a las necesidades de tu bebé.

Consejos útiles cuando uses biberón

Los momentos en que das biberón a tu bebé son una maravillosa oportunidad para sentirse cerca de él y conocerse el uno al otro. De esta forma, también el padre del bebé y otros miembros de la familia pueden participar en la alimentación del niño.

Para ello, toma en cuenta, los siguientes consejos:

  • Desecha los restos de biberón que no se acabe tu pequeño. La leche ya preparada se descompone fácilmente y puede afectar el delicado estómago de tu bebé. En caso de que tu bebé tenga más hambre, prepara sólo un poco más de lo que él toma normalmente en cada comida.
  • Limpia cuidadosamente el envase de la leche de iniciación antes de abrirlo, para evitar que ésta se contamine.
  • Asegúrate de que el orificio de la tetina sea del tamaño adecuado. Si es demasiado grande, tu bebé se atragantará y se asustará con el flujo rápido de leche. Si le cuesta succionar, puede que el orificio sea demasiado pequeño o que la tetina sea muy dura para él y por tanto no se está alimentando bien.
  • Hay tetinas de diversas formas y tamaños. No existe una que sea la mejor para todos los bebés. Prueba un par y así verás cuál le conviene más.
  • No dejes a tu bebé solo tomando el biberón, pues podría atragantarse y asfixiarse.
  • No se recomienda la leche de vaca, en ninguna de sus formas, para niños menores de un año. Continúa alimentando a tu hijo con leche materna o con la leche de iniciación que se encuentra en el comercio, hasta después de que cumpla un año.
  • No agregues miel a ningún alimento que des a tu bebé, puede producir alergias y desarrollar enfermedades en niños menores de un año.
  • No diluyas la leche de iniciación (si viene preparada) ni la licues más de lo indicado (si viene en polvo).
  • No obligues nunca a tu hijo a terminar el biberón. Si notas que se toma su biberón rápido y pide el siguiente antes, aumenta la ración de leche con una medida extra. Esta mayor cantidad de leche le llevará a reclamar el siguiente más tarde y se reducirá el número de tomas.
0