Mochila Portabebes

Llevar a tu bebé en brazos ayuda a reforzar el vínculo entre los ambos, pero lo malo es que te cansa mucho y no puedes llevar o hacer nada más porque tienes las manos ocupadas con tu pequeño. Lo bueno, es que hay una solución, que son las mochilas portabebés.

Mostrando todos los resultados 5

Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Cabestrillo Bolsa Portabebes para envolver en forma de pañal para recién nacidos de 0 – 15 meses y hasta 20 kg (varios colores)
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
19,90 
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Cinturón Portabebés de 2 – 24 meses y hasta 18 kg ergonómico con bolsillos (varios colores)
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
19,90 
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Mochila Portabebes Gabesy con transporte ergonómico multifuncional a partir de 3 meses (varios colores)
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
35,90 
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Portabebes en forma de cinturón adaptable y acolchado de gran capacidad de 3 – 18 meses y hasta 18 kg
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
29,90 
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Portabebes forma canguo de  0-30 meses con diseño ergonómico y mochila con cierre frontal multifuncional (varios colores)
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
29,90 

Estas mochilas tienen la capacidad de sostener y favorecer el contacto con tu bebé, mientras que al mismo tiempo te permite moverte libremente, lo cual hace que este accesorio sea indispensable.

A continuación, en el siguiente articulo te presentaremos la información que necesitas sobre esta mochila para tu bebé para que elijas la que más te guste.

¿Qué es una mochila portabebés?

Es una mochila compuesta de una tela resistente sobre un arnés, para que puedas colocar a tu bebé, dejándote con las manos libres para que puedas realizar o mover cosas con tus manos y otras actividades diarias, mientras creas lazos afectivos y cuidas de tu pequeño.

Por lo general, se usan desde el nacimiento del bebé, siempre y cuando el bebé tenga un peso mínimo de 3.5kg y 53cm hasta que alcanzan un peso de 11 kg. Puedes utilizar la mochila para transportar a tu bebé, para calmarlo o simplemente para que tengas un poco más de libertad a tus manos.

¿Cuáles son las posiciones más recomendadas para transportar a un bebé en la mochila portabebés?

Las posiciones más recomendadas para transportar a tu bebé de forma cómoda son: en el pecho, de lado y en la espalda. La mayoría de las mochilas te permiten escoger entre llevar al pequeño de frente, estilo canguro, o en la espalda como lo haces con una mochila tradicional.

Otra posición que es ideal es la de lado, si aun estas amamantando a tu bebé, una buena opción son las mochilas que se cuelgan de un solo hombro.

Escoger la mochila ideal para ti, dependerá de la postura que más te interese de acuerdo a la edad y/o crecimiento de tu bebé.

Tipos de mochilas portabebés

Los cinco tipos de mochilas más utilizadas en el mercado son:

Mochila o morral

Los morrales están fabricados con una tela resistente, con correas acolchadas para colocarlas sobre los hombros y se sujetan con broches o hebillas.

Cuentan con varias posiciones: en la espalda, de lado y en el pecho. Además, algunas mochilas tienen una estructura rígida para soportar el peso del bebé o sujetarle la cabeza.

Son fáciles de poner y quitar y te permiten hacer ajustes para incrementar la comodidad, además la mayoría de estas mochilas son ergonómicas.

Bandolera

Este tipo de portabebé consiste de una tela larga cuyos extremos se unen mediante unas anillas, lo que permite ajustarla bien. El peso del bebé se reparte por la espalda y un sólo hombro, lo cual no es cómodo si tu bebé esta grande.

Este portabebés es bastante recomendado si aun sigues amamantando a tu bebé, porque puedes colocar al bebé tumbado, pero si vas a transportarlo, esta posición no es recomendada.

Fular

Este portabebé consta de un trozo de tela que se puede atar de varias maneras, puesto que existen diferentes largos y calidades de telas, lo cual te permite transportar al bebé en distintas posiciones, en el pecho, de lado y en la espalda.

Un plus de este portabebé es que puedes adaptarlo al crecimiento del niño, aunque lo más recomendable es usarlo hasta cuando el bebé tenga un peso de 9 a 12kg.

La única desventaja que tiene este modelo es que, si no haces bien los nudos, estos ceden haciendo que tu pequeño rebote y dejan de ser cómodos para la persona que está transportando el bebé.

Mei Tai

Este tipo de portabebés es una combinación entre mochila y fular. Consta de un panel donde se sienta al bebé, unas tiras cortas que hacen de cinturón y unas tiras largas que funcionan como tirante.

Su diseño te permite transportar a tu bebé en diferentes posiciones como: en la parte delantera, en la espalda, en la cadera, etc.

Este diseño tiene una multitud de variantes por lo que puedes encontrarlo con tirantes anchos o estrechos y acolchados, “cinturón” acolchado o no, tirantes más largos o menos, con o sin capucha, con reductor o no.

Pouch o sling

Este modelo consiste de una banda de tela de una sola pieza que se sujeta pasándola por encima de un hombro, formando una bolsa como la de un canguro, permitiéndote sostener al bebé frente a ti o en la cadera.

Este diseño suele utilizarse desde el nacimiento porque le permiten a la madre amamantar al bebé de forma discreta y segura.

Aspectos que debes tomar en cuenta a la hora de elegir una mochila portabebés

Para elegir la mochila portabebés más adecuada para ti y para tu bebé, debes tomar en cuenta lo siguiente:

Comodidad. Debe ser cómoda tanto para ti como para tu bebé. Toma en cuenta como son las correas, si son anchas y acolchadas, la resistencia de la tela, como puede distribuirse el peso del bebé, entre otras.

Lo mejor para el bebé, es que la mochila tenga acolchados para que pueda sacar las piernas, sin que las aplaste o le haga marcas en su piel, y el reposacabezas debe ser acolchado para sostener su cabeza y cuello.

Si estas amamantando, toma en cuenta un portabebés que te facilite la lactancia y que sea fácil de limpiar.

Seguridad. Es una característica primordial, ya que debe soportar el peso de tu bebé. Por eso, el asiento, las correas, las hebillas, los broches, las anillas o los cinturones deben ser resistentes para un mayor funcionamiento.

Transporte. Este es un elemento importante al momento de seleccionar una mochila portabebé, porque a medida que el bebé va creciendo, la posición para transportarlo más cómodamente, cambia.

Fácil de colocar. Escoge uno que sea fácil de colocar, preferiblemente con una sola mano. Ten en cuenta que muchas veces debes sacar y meter al bebé sin ayuda, y también tendrás que poder atarlo y desatarlo. Hay modelos que están diseñados para desabrocharse fácilmente, para que puedas mover a tu bebé dormido sin despertarlo.

¿Dónde comprar mochilas portabebés?

Ahora que ya conoces cómo se deben utilizar este cómodo y práctico accesorio, ve a la tienda online www.bodaclick.com/paseo/mochila-portabebes/ para que escojas el modelo que más te guste y este acorde con tus necesidades y la de tu bebé.

0