Capazos para bebe

Una de las decisiones más importantes que se debe tomar con la llegada de un bebé es elegir dónde dormirá las siestas ya que, durante los primeros meses, es la actividad que le lleva la mayor parte de su tiempo.

Mostrando el único resultado

Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Cesta pazado de mimbre para dormir
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
180,00 

Aparte de la cuna, esas primeras semanas de vida es recomendable tener un capazo donde el bebé se encontrará más protegido.

Si quieres conocer más sobre los capazos para bebé, quédate con nosotros.

¿Dónde comprar capazos para bebé?

Aprovecha y visita nuestra tienda online bodaclick.com para que visualices el catálogo de los capazos de bebé que tenemos disponibles para ti.

¿Qué son los capazos para bebé?

Son mini cunitas portátiles o también conocidas como cucos, en las que el bebé podrá estar acostado cómodamente. Suelen usarse durante los primeros meses de vida del bebé.

Generalmente, son un complemento del carrito del bebé para pasear cuando estamos fuera de casa, aunque también los hay tipo moisés, para tenerlo cerca cuando no estamos de paseo en el exterior.

Características a tener en cuenta al momento de elegir un capazo para bebé

Al elegir comprar un capazo para tu bebé, toma en cuenta lo siguiente:

Diseño y tamaño

Es fundamental que el capazo que quieres para tu bebé cumpla con unas determinadas características en su diseño y tamaño:

  • El fondo del capazo debe ser rígido y plano, con una base firme y muy resistente.
  • La altura desde el colchón hasta el final del capazo debe tener un mínimo de 30 centímetros.
  • El colchón del capazo debe quedar lo más ajustado posible, sin que queden espacios a los lados, y debe estar recubierto por una tela suave y acolchada para garantizar la seguridad del bebé.

Comodidad

El capazo para bebé proporciona una gran protección y comodidad, y mantiene al bebé cálido y protegido de corrientes de aire y la luz directa del sol.

Seguridad

Para proteger al bebé, todos los capazos están diseñados para que su pared circundante sea más alta cuando el bebé este acostado.

Asas

Por otro lado, al comprar un capazo, hay que comprobar que las asas sean resistentes y se encuentren en el medio; además, si compras un capazo de mimbre hay que tener mucho cuidado y vigilar que no esté roto y que alguna astilla pueda salirse entre las vestiduras y dañar a tu bebé.

Resistencia

Los capazos están diseñados para bebés en sus primeros meses de vida, por eso suelen soportar hasta 9 Kg.

Marca

Por supuesto, asegúrate de adquirir un capazo bebé que haya sido fabricado por una marca reconocida en el mercado. Así podremos confiar en que el bebé estará en las mejores manos.

Tipos de capazo de bebé

Existen dos tipos de capazos, los cuales son:

Tipo moisés

Estos capazos le proporcionaran a tu bebé un entorno seguro, ligero y acogedor para que duerma. La mayoría de estos capazos están hechos de palma, aunque también pueden estar fabricados en mimbre, que son más duraderos.

Se recomienda el capazo tipo moisés para bebés de 2 a 4 meses, aunque esto puede ser más o menos dependiendo del peso, tamaño y movilidad del bebé, ya que una vez que el bebé comienza a ponerse de pie la canasta tipo moisés no es un lugar seguro.

Otra característica de este tipo de capazos es que tienen asas de transporte para que se puedan mover fácilmente de un lado a otro.

Capazo de carro de paseo

Muchos carros de paseo vienen con capazo, silla de paseo y su base. Una opción práctica y económica es aprovechar este capazo para usarse como primera cama del bebé.

Beneficios de un capazo para bebé

Los capazos para bebé tienen las siguientes ventajas:

  • Proporcionan seguridad y comodidad a tu bebé, por la tela y el acolchado que usa.
  • Los revestimientos vienen en muchos colores estampados así que puedes vestir el capazo a tu gusto.
  • El diseño portátil de los capazos con asas permite trasladara tu bebé de un lugar a otro con bastante comodidad.
  • Tienen modelos versátiles que sirven a modo de nido, para mantener a tu bebé calentito y ayudan que tu pequeño pueda descansar tranquilamente, sin forzar su delicada columna.
  • Pueden usarse como cama durante los primeros meses de vida del bebé, llevar en el cochecito o colocar sobre la alfombra, lo que permitirá que tengas siempre cerca a tu pequeño.

Recomendaciones para darle mejor uso al capazo de bebé

A la hora de comprar un capazo para tu bebé, además de verificar que sea compatible con el cochecito de tu pequeño o silla de paseo, asegúrate de que tenga un colchón firme pero cómodo, que asegure una correcta posición de descanso. La capota y la visera deben ser regulables para filtrar la luz cuando duerma.

Asimismo, comprueba que el sistema para acoplar y desacoplar el capazo del carrito de bebé sea fácil y puedas manejarlo con una mano.

Es importante que recuerdes que el capazo no es una sillita de auto, y no se debe utilizar para eso. Su estructura y la posición en que mantiene al bebé no son ideales para ese fin, porque no cuentan con arneses de seguridad.

A pesar de que los capazos son cómodos debes procurar mover a tu bebé y sacarlo por periodos de tiempo, porque si pasa mucho tiempo acostado con la cabeza hacia atrás puede presentar riesgo de plagiocefalia, que es el aplastamiento posterior de la cabeza de tu pequeño.

Por último, los capazos sólo deben ser usados en recién nacidos hasta el quinto mes de vida de tu pequeño o hasta que el bebé empiece a sentarse y cambiar de posición, de lo contrario puede salirse del capazo y golpearse.

¿Cómo limpiar un capazo de bebé?

Para limpiar el capazo de tu bebé tienes que quitar todos los tejidos y limpiar a mano con un detergente suave todas las manchas que pueda tener.

Secar sobre una superficie plana alejada de la luz solar directa antes de utilizar o guardar. Es muy importante no utilizar nunca lejía, ni planchar ni limpiar en seco.

El chasis del capazo se debe limpiar con un paño húmedo y un detergente suave, nunca con productos abrasivos. También se debe secar a fondo.

Cuando el capazo es tipo moisés, quita el polvo con un cepillo y rocíalo con agua tibia y dos cucharaditas de detergente que puedes guardar en una botella de espray, hasta que quede bien empapado. Después, enjuágalo y déjalo secar al aire libre.

Con esta guía sobre capazos para bebé, escoger este accesorio para tu pequeño es mucho más sencillo.

0