Extractor de leche materna

Una de las mejores cosas que se puede hacer para garantizar la salud y el desarrollo de tu bebé es alimentarlo con leche materna, sobre todo durante el primer año. Es por ello que, extraer tu propia leche es una manera de dar leche materna a tu pequeño, de forma saludable.

Mostrando todos los resultados 3

Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Extractor de leche materna eléctrico color azul turquesa
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
29,50 
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Extractor de leche materna eléctrico color rosa
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
29,50 
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Extractor leche materna manual de plástico
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
9,50 

Si no tienes muy clara cuál es la estructura de un extractor de leche materna o saca leche, ten presente que usualmente incluye un embudo para el seno que se coloca sobre el pezón, una bomba que genera succión para sacar o bombear la leche y un recipiente removible para recolectarla, de forma higiénica.

Por esto decimos que, los extractores de leche materna están diseñados para facilitar la alimentación de tu bebé mediante la lactancia materna, y tiene varias funciones, dentro de las que se cuentan aumentar el suministro de leche, cuidar los pechos o simplemente hacer más actividades diarias, en las que debas alejarte de tu pequeño.

Ventajas de un extractor de leche materna

Un extractor de leche durante los primeros días después del nacimiento de tu pequeño juega un gran papel para determinar el suministro de leche materna. Entre mayor sea el estímulo de los pechos, más fácil fluirá la leche, tanto para amamantar naturalmente como para poder acumular un suministro, debidamente refrigerado.

Esto implica que, entre más parecida sea la succión del extractor de leche a la del bebé, más se estimulará las glándulas mamarias para producir leche, lo que también servirá para aliviar el dolor de los pechos congestionados.

Un extractor de leche te permitirá sacar la leche sin dolor y con facilidad.

Tipos de extractor de leche materna

Puedes encontrar extractores de leche materna de dos tipos: manuales y eléctricos. Ambos tienen un mecanismo de succión similar, la diferencia es la fuente de energía para proceder al bombeo.

Así encontraras que, con un extractor de leche manual se hace la succión o bombeo con la presión de tus manos.

Por otra parte, con un extractor de leche eléctrico puedes hacer la succión mediante el uso de un par de pilas o un cable que se enchufa a un tomacorriente. Incluso, algunos sacaleches tienen un adaptador para usarlos en el automóvil.

Dentro del grupo de extractores de leche eléctricos se pueden conseguir sacaleches dobles, que extraen leche de ambos senos al mismo tiempo, en tanto que los sencillos lo hacen con uno solo, cada vez.

¿Cómo utilizar un extractor de leche?

A continuación, te daremos algunas recomendaciones para usar adecuadamente los extractores de leche y qué hacer con la leche extraída.

Antes de cada uso

  • Lava bien tus manos con agua y jabón durante unos 40 segundos.
  • Arma el extractor limpio. Inspecciona para ver si el extractor o los tubos acumularon moho o suciedad mientras estuvieron guardados. Si los tubos tuvieran moho, deséchalos y cámbialos inmediatamente.
  • Si compartes el extractor, limpia las esferas del extractor, el interruptor de encendido y apagado y la encimera con una toallita húmeda desinfectante y procura no usar equipos alquilados, porque no puedes garantizar la higiene del equipo.

Durante su uso

  • Se debe procurar que la madre este relajada y el mejor momento puede ser después de un buen baño.
  • Al momento de utilizar el extractor la madre debe ubicarse en un lugar tranquilo para que de esta manera no se evite la subida de leche.

Después de cada uso

  • Guarda la leche en forma segura. Tapa el frasco de recolección de leche o sella la bolsa de recolección de leche, etiquétala con fecha y hora y colócala inmediatamente en un refrigerador o congelador. Si el recipiente de recolección de leche se guardará en un hospital o guardería, agregue el nombre a la etiqueta.
  • Limpia la zona de extracción de leche. En especial si usas un extractor compartido, limpia las esferas, el interruptor y la encimera con toallitas húmedas desinfectantes.
  • Desarma el extractor y revísalo, sácale los tubos y separa todas las partes que entran en contacto con el pecho o con la leche materna (por ejemplo, bridas, válvulas, membranas, conectores y frascos de recolección de leche).
  • Enjuaga las partes del extractor que entran en contacto con el pecho o con la leche, bajo agua del grifo para eliminar los restos de leche.
  • Limpia de forma manual o en el lavavajillas las partes del extractor, tan pronto como sea posible, después de que las partes del extractor entren en contacto con el pecho o la leche materna.
  • Enjuágalos bien y déjalos secar al aire después de cada uso. Coloca las partes del extractor, el recipiente y el cepillo de los biberones sobre una toalla de cocina limpia, sin usar o sobre una toalla de papel absorbente en un área protegida del polvo y la suciedad. No use una toalla de cocina para frotar o secar con golpecitos las cosas porque al hacerlo podría transferirles gérmenes y proceda a tapar.

¿Cómo manejar adecuadamente los tubos de leche materna?

  • Cuando se usan correctamente, los tubos del extractor no tocan la leche extraída y no es necesario limpiarlos como parte de la rutina.
  • Tenga a mano un juego de tubos de repuesto, en caso de que el juego que esté usando se ensucie o se rompa.
  • Si sus tubos tienen gotas de agua adentro, al final de una sesión de extracción de leche, desconéctelos del juego de brida y extractor, pero déjelo conectado al extractor. Haga funcionar el extractor durante algunos minutos más hasta que los tubos estén secos.
  • Si los tubos tienen leche o moho en el interior, deséchelos inmediatamente porque es difícil limpiarlos bien. Cámbielos por un juego nuevo de tubos y verifique si el problema ocurrió porque:
    • Es necesario cambiar las válvulas o membranas.
    • Los tubos estaban mal conectados a la bomba.
  • Si la parte exterior de los tubos estuviera sucia, límpiela con un paño húmedo o una toallita desinfectante.

¿Dónde comprar un extractor de leche materna?

Puedes acceder a nuestra página web www.bodaclick.com y desde allí podrás ver los productos que tenemos para ofrecerte y así facilitarte la compra online de alguno de nuestros extractores de leche materna.

0