Limpiar biberones es una tarea bastante sencilla, solo debes seguir las normas básicas de limpieza de utensilios, las cuales indican que primero hay que eliminar la suciedad y el sarro, para luego esterilizar los biberones para evitar la proliferación de microorganismos en la tetina y en el recipiente de la leche.

Mostrando los 8 resultados