Cepillo de dientes para Bebes

Enseñar a prevenir siempre es mejor que corregir. Toma siempre esto en cuenta cuando de bebés se trata. Fíjate que las costumbres que aprende y refuerza desde pequeño se mantienen más naturalmente por más tiempo.

Mostrando el único resultado

Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Cepillo de dientes con forma de perro
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
6,99 

En ese sentido, la higiene bucal es de mucha importancia para los niños y debemos empezar a enseñársela desde bebés. Para esto, te puedes ayudar creando una rutina para el lavado de los dientes, que puedes empezar antes de que aparezcan los primeros dientes de leche.

Esta rutina de lavado de dientes puede variar un poco en cada familia, o si el bebé está muy pequeño. No obstante, los elementos constantes como la pasta o el cepillo de dientes o gasita – en el caso de los más pequeños – según sea la edad, no pueden faltar.

A continuación, te explicaremos todo lo que debes saber sobre los cepillos de dientes para bebés.

¿Cómo debe ser el cepillo de dientes para niños?

Un cepillo de dientes ideal para niños debe presentar un cabezal pequeño, redondeado y suave, con cerdas adecuadas a la edad que tiene.

El mango del cepillo debe ser más grande de lo habitual, para que el niño pueda manejarlo bien, hasta que tenga totalmente desarrollada su motricidad fina.

El cepillo ideal siempre debe ir acompañado de la rutina ideal para que aprendan a cepillarse de forma correcta. Y es allí donde juega un papel importantísimo nuestro ejemplo y enseñanza en el aprendizaje de buenos hábitos de higiene bucal.

Con el tiempo veras que el esfuerzo para enseñar buenos hábitos de higiene en edades tempranas, te ahorrara visitas al dentista y por tanto un buen dinero, además de evitar enfermedades bucodentales que afectaran parte de su vida.

¿A qué edad se debe empezar el cepillado de dientes para bebés?

La limpieza bucal debe iniciarse antes de que aparezcan los primeros dientes, en este sentido debes limpiar la boca de los bebés más pequeños para que no queden restos de la leche, del biberón o de las papillas, de lo contrario promoverá una boca apta para las caries que atacara a los primeros dientes de leche.

Esta primera limpieza bucal en los bebés no es un cepillado propiamente dicho. Para ello, puedes usar una gasa empapada en manzanilla enrollada en el dedo o en su defecto un trapito y toallita limpia, lo cual tendrá el mismo efecto.

Dependiendo del desarrollo del niño, alrededor del primer o segundo año se puede incorporar la rutina de higiene bucal. En esta rutina no es necesaria la pasta dental, porque muchas veces se la comen.

Luego de los dos años de edad se puede añadir una pasta fluorada para proteger a los niños de las caries y otras enfermedades bucodentales, el cepillo para estos niños aún debe ser muy suave y la cantidad de pasta pequeña, más abajo te explicamos cuanta.

Finalmente, toma en cuenta que a medida que el niño crece, lo hará también su cepillo de dientes, que pasará de ser un instrumento preventivo decorado con dibujos o figuras a ser un objeto común de uso cotidiano del que no puede prescindir.

¿Cómo usar el cepillo de dientes para bebé?

Luego de elegir un cepillo de dientes con cerdas adecuadas para la edad de tu bebé procede a enseñarle a tu pequeño a agarrar el mango del cepillo, para ello prefiere cepillo con mango ancho para mejor agarre.

Empieza a enseñarle a tu pequeño como debe cepillarse los dientes, esta experiencia puede durar varios días o meses, así que ten paciencia y hazlo con amor. Enséñale razonando cual es la necesidad de cepillar bien sus dientes, para ello puedes colocar tu mano sobre la mano del niño para guiar el cepillo de dientes mientras este se cepilla.

Puedes acompañar el cepillado con una pasta de dientes adecuada para la edad del pequeño, tienen la cantidad de flúor necesaria para ellos además tiene un sabor y textura más agradable para su boca.

En este sentido, te recomendamos las siguientes recomendaciones sobre la dosificación de la pasta de dientes:

  • Para los niños menores de 2 años. Ponga una pequeña muestra de pasta de dientes, del tamaño de un grano de arroz. Algunos pediatras incluso indican que antes de esta edad no es necesario utilizar pasta dental, basta limpiar bien con agua.
  • Para los niños entre 2 y 5 año Use una pequeña cantidad de pasta dental del tamaño de un guisante.

Si tu niño no puede escupir, procure que incline su boca hacia abajo para que la pasta de dientes pueda caer en el lavabo del baño, en una taza o una toallita, porque no debe comerse la pasta de dientes.

Puedes crear la rutina de cepillado acompañada de música con una canción de al menos 2 minutos, además de incentivar a tu pequeño, te puede servir de temporizador.

Si el niño aún es muy pequeño, puedes usar otros complementos para el cepillado de tu bebé, como por ejemplo las gasitas o lo cepillos de dedo, siempre que estés en un ambiente y momento relajado.

¿Dónde comprar cepillos de dientes para bebé?

Ahora bien, como ya viste todas las ventajas que tiene el uso de cepillo de dientes para bebé, ingresa a nuestra página web www.bodaclick.com, donde seguro encontraras algún tipo de cepillo para tu bebé, que se ajuste a lo que estás buscando, sin dejar de lado las características de calidad y confort.

En nuestro catálogo encontraras varios modelos como por ejemplo el cepillo de dientes tipo chupete, cepillo de cerdas suaves, cepillo de dientes de mango en forma de pelota y cepillos de dientes de dedo.

0