Polvos de talco para bebés

Desde la época de nuestras abuelitas, el talco ha sido uno de los cosméticos más usados en los bebés. Evidentemente, ha formado parte indispensable en lo relacionado con la higiene que podemos darle a nuestros pequeños. Además del aroma y la sensación que dejan.

Sin embargo, existen varias posturas en cuanto al uso de polvos de talco en los bebés. Algunas personas sostienen que no es del todo recomendado. También hay opiniones que sugieren que los mejor es que este tipo de cosméticos se comiencen a usar cuando los niños ya estén más grandes, por posibles consecuencias que pueda causar.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de talco?

El talco tiene como función principal cumplir con el proceso de absorción de la humedad que se pueda presentar. Si vemos en sus compuestos, contiene: oxígeno e hidrogeno, magnesio, entre otros. Comúnmente, se le conoce como un mineral.

Siempre se coloca por encima de la piel para que pueda surtir efecto. Por otra parte es óptimo para el tratado de irritación y posibles grietas que algunas veces salen en la piel. Algunos talcos llegan a la tendencia de suavizar la piel y hacerla un poco más flexible. También es importante que sepas que no todos los talcos están elaborados de la misma manera.

¿Realmente es recomendable el talco para los bebés?

Si analizamos profundamente generaciones anteriores, podríamos decir que el uso del talco si es recomendable, sin embargo, hay varios argumentos que podrían demostrar que el talco también tiene contras que deben ser estudiados y que debemos tener en cuenta si deseamos usarlo en nuestros pequeños.

El primer aspecto negativo consta del hecho de que reseca mucho la piel. Sabemos que todos somos diferentes, por lo tanto, nuestra piel también es diferente, en este sentido, puede que en algunas personas la resequedad de la piel no sea algo notorio, pero puede que en otras llegue a causar hasta problemas dérmicos.

Un segundo aspecto negativo, podría hacer referencia a que el talco no previene la dermatitis. Muchas personas lo usan con esta intención, pero lo que hacen es causarle un daño mayor al bebé. En este mismo sentido, lo que se recomienda es que la dermatitis llegue a ser tratada con productos especiales para ello.

¿Puede traer consecuencias negativas el uso de talcos en bebés?

Aunque el talco tenga muchas cosas a favor para la piel de nuestros bebés, es un hecho que sí puede dejar consecuencias negativas, más que nada cuando se aplica de una manera errónea.

Como lo hemos mencionado se pueden dar casos graves de irritación de la piel, pero esto no es todo, también pueden suceder problemas o accidentes respiratorios debido a la inhalación del talco de una forma indirecta. Lo ideal es que el uso del talco sea controlado y en pocas cantidades.