La ceremonia de boda

Los votos matrimoniales

Con los votos matrimoniales llega el momento del Sí, quiero de los novios, que es sin duda el más emocionante de toda la ceremonia de la boda. Existen muchas fórmulas para los votos matrimoniales, aunque hay tres que son las más comunes y que son las que os presentamos a continuación. Desde el Sí quiero para los más tímidos, hasta el formato más largo. ¡La elección es vuestra!

Los votos matrimoniales es una parte fundamental de la ceremonia de la boda que comienza cuando el párroco da la bienvenida a los novios y acompañantes. La pareja también pueden dirigirse a los allí reunidos para, por ejemplo, agradecerles su asistencia. Podéis celebrar el matrimonio con o sin consagración. El modelo de votos matrimoniales que os presentamos es con celebración de eucaristía incluido.

LITURGIA DE LA PALABRA

Los contrayentes eligen una, dos o tres lecturas de la Biblia para hacer presente la palabra de Dios. Los encargados de leerlas ante los invitados suelen ser personas muy cercanas a la pareja y se hacen una detrás de otra.

HOMILÍA

Es el momento en el que el sacerdote o párroco explica a los allí reunidos el sentido y significado de las lecturas escogidas.

CELEBRACIÓN DEL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO

Tras una breve introducción, el párroco pregunta a los novios si van a casarse libremente, con el objetivo de hacerse mutuamente felices y de vivir bajo los mandamientos de Dios. Después tiene lugar el consentimiento.

Los novios pueden optar por una de las tres fórmulas aceptadas para dar los votos matrimoniales. En los tres casos, unen su mano derecha y dicen:

  • 1

    Primera fórmula para los votos matrimoniales

    Novio: “Yo, Juan, te quiero a ti, Leticia, como esposa y me entrego a ti, y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida”.
    Novia: “Yo, Leticia, te quiero a ti, Juan, como esposo y me entrego a ti, y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida.
  • 2

    Segunda fórmula para los votos matrimoniales

    Novio: “Leticia, ¿quieres ser mi mujer?”
    Novia: “Sí, quiero”
    Novia: “Juan, ¿quieres ser mi marido?”
    Novio: “Sí, quiero”.
    Novio: “Leticia, yo te recibo como esposa y prometo amarte fielmente durante toda mi vida”.
    Novia: “Juan, yo te recibo como esposo y prometo amarte fielmente durante toda mi vida”.
  • 3

    Tercera fórmula para los votos matrimoniales

    Sacerdote: “Juan, ¿quieres recibir a Leticia como esposa, y prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y, así, amarle y respetarla todos los días de tu vida?”.
    Novio: "Sí, quiero".
    Sacerdote: “Leticia, ¿quieres recibir a Juan como esposo, y prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y, así, amarla y respetarla todos los días de tu vida?”.
    Novia: “Sí, quiero”.
    Sacerdote: “El Señor, que hizo nacer entre vosotros el amor, confirme este consentimiento mutuo, que habéis manifestado ante la iglesia. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”.

Cuando los novios han dado ya su consentimiento para unirse en matrimonio, se colocan el uno al otro las alianzas. Las palabras que se dicen durante el acto son:

Sacerdote: “El Señor bendiga estos anillos que vais a entregaros uno al otro en señal de amor y de fidelidad”.
Novio: “Leticia, recibe esta alianza en señal de mi amor y fidelidad a ti”.
Novia: “Juan, recibe esta alianza en señal de mi amor y fidelidad a ti”.

Si lo deseáis, podéis realizar la entrega de las arras como símbolo de los bienes que vais a compartir:
Sacerdote: “Bendice estas arras, que pone Juan en manos de Leticia y derrama sobre ellos la abundancia de tus bienes”.
Novio: (toma las arras y las entrega a la novia): “Leticia, recibe estas arras como prenda de la bendición de Dios y signo de los bienes que vamos a compartir”.
Novia (toma las arras y las entrega al novio): “Juan, recibe estas arras como prenda de la bendición de Dios y signo de los bienes que vamos a compartir”.

ORACIÓN DE LOS FIELES

Tras la celebración del matrimonio y de los votos matrimoniales, el celebrante y los reunidos piden además de por el nuevo matrimonio, por los fallecidos y por los necesitados.

CELEBRACIÓN DEL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA

La misa puede o no puede celebrarse. La comunión Eucarística pone de relieve la significación del matrimonio cristiano.

- - Liturgias Laicas, textos con alma para tu boda civil


    También te puede interesar...
  • Votos matrimoniales originales
    Votos matrimoniales originales El momento de escribir los votos matrimoniales, es uno de los más difíciles y bonitos de la boda, porque es cuando te paras a pensar en los momentos que has vivido junto a tu pareja y quieres plasmarlos todos en una hoja de papel. Toma pautas para escribir unos votos matrimoniales originales.
  • Poemas para novias
    Poemas para novias ¿Te gustaría leerle un poema a tu novia? ¿Debes entregar el ramo de flores a la novia? Hemos escogido los poemas más apropiados para una boda. ¿Te gustaría conocerlos?
  • Poemas y textos para la ceremonia civil
    Poemas y textos para la ceremonia civil Los mejores poemas y textos para que conviertas tu boda civil en una ceremonia más íntima y personal. Una de las maneras es pedir a una persona cercana que lea unos textos o poemas durante la ceremonia.
  • Regalos San Valentín 2010
    Regalos San Valentín 2010 Este año en San Valentín queremos ayudarte a sorprender a tu pareja con los mejores proveedores y las mejores promociones para hacer aún más especial este día mágico. Las flores, imprescindibles para este día, tarjetas de felicitación llenas de romanticismo, lugares con mucho encanto para celebrar una cena que no olvidaréis, ideas para una escapada, los regalos que más le van a sorprender, y un largo etcétera que te ayudará a hacer de este San Valentín el más romántico de tu vida.


Recibe gratis cada semana en exclusiva los nuevos artículos

  tu email  tu provincia 

vota
 
insertatuComentario
Autor:
Texto:

NUESTRO BOLETÍN EN TU MAIL


Acepto las Condiciones legales y la Política de privacidad de Bodaclick


Me encantan las novias con trenzas, me da igual que digan que ya están pasadas de moda, primero porque no lo creo, segundo porque bendito el día en que una novia se peinó con una trenza y dejamos atrás los recogidos ... [Ir al blog]