Estás en: Bodas | banquetes | La ceremonia de boda | Poemas para novias

La ceremonia de boda

Poemas para novias

¿Te gustaría leerle un poema a tu novia? ¿Debes entregar el ramo de flores a la novia? Hemos escogido los poemas más apropiados para una boda. ¿Te gustaría conocerlos?

poemas románticos para novias
Descubre las ideas más originales para sorprender con un poema a la novia en su gran día pero antes no te pierdas las declaraciones de amor más divertidas...

Canción nupcial, de John Ford

Bienestar duradero, amores in crescendo,
Como las horas suaves nunca acaban:
En la plenitud del placer, la quietud accede,
Sin sacudidas, o lenguas envidiosas;
Corazones casados por la santa unión,
Más que aquellos por el hábito de compartir la cama;
Asuntos fértiles; la vida es tan agraciada,
No ser mutilado por los años,
Germinando, como el año sobreviene,
Cada primavera otra juventud:
Todo pensamiento puede sumar a su lado
¡Corona a su prometido y a su novia!

Te entrego toda mi amistad, de Minerva Dirksz

Quiero amiga estar a tu lado,
brindarte todo mi apoyo

Quiero amiga entregarte
todas las estrellas,
y que los destellos de cada estrella
iluminen tus pasos
para que no tropieces.

Quiero llevarte las nubes
para que sequen tus lágrimas cuando estés triste.

Quiero entregarte la Luna
para que en las noches
tengas felices sueños
y tus deseos se hagan realidad.

Quiero entregarte mi vida,
y cuando me necesites…
ahí estaré.

Ella camina bella, de Lord Byron

Camina bella, como la noche
De climas despejados y cielos estrellados;
Y todo lo mejor de la oscuridad y de la
Se reune en su aspecto y en sus ojos:
Enriquecida así por esa tierna luz
Que el cielo niega al vulgar día.

Una sombra de más, un rayo de menos,
Habría mermado la gracia sin nombre
Que se agita en cada trenza de negro brillo,
O ilumina suavemente su rostro;
Donde pensamientos serenamente dulces expresan
Cuán pura, cuán adorable es su morada

Y en esa mejilla, y sobre esa frente,
Son tan suaves, tan tranquilas, y a la vez elocuentes,
Las sonrisas que vencen, los tintes que brillan,
Y hablan de días vividos en bondad,
Una mente en paz con todo,
¡Un corazón cuyo amor es inocente!

Soneto 18, de William Shakespeare

¿A un día de verano compararte?
No perderás la gracia, ni la Muerte
se jactará de ensombrecer tus pasos
cuando crezcas en versos inmortales.
Vivirás mientras alguien vea y sienta
y esto pueda vivir y te dé vida.
ont>




Recibe gratis cada semana en exclusiva los nuevos artículos

  tu email  tu provincia 

vota
 
insertatuComentario
Autor:
Texto:

NUESTRO BOLETÍN EN TU MAIL


Acepto las Condiciones legales y la Política de privacidad de Bodaclick


Me encantan las novias con trenzas, me da igual que digan que ya están pasadas de moda, primero porque no lo creo, segundo porque bendito el día en que una novia se peinó con una trenza y dejamos atrás los recogidos ... [Ir al blog]