Acerca de

Soñadora, dulce, risueña, con carácter, amante del arte, la moda, las bodas y del buen hacer. Cuando era pequeña le encantaba hacer parejas entre sus amigos de cinco años y casarlos. Poco a poco fue creciendo y descubrió que lo que en un principio era “un juego de niños”, era una afición a la cual estaba enganchada, al igual que al chocolate. ¿Podría existir el trabajo de “hacer parejas”? La respuesta es sí. Ahora no sólo se dedica a emparejar a todos sus amigos,¡ahora también los ayuda a organizar su boda!