¡En tu boda tiene que haber una máquina de escribir!