Besos de cine

IMG_3526

En la decoración de una boda intervienen multitud de elementos: centros de mesa, mantelería, flores… pero una de las partes que más me apasionan son los seating plans. Hace años, la distribución de las mesas era una cuestión aburrida y poco original, pero a mí me encanta poder jugar con la personalidad de los novios y de la boda en cuestión.

Con Miguel y Rocío, por ejemplo, arrancamos de la idea “besos de cine”, pues ambos eran dos cinéfilos empedernidos y muy románticos. Para preparar los meseros de su boda, elegimos las fotos de sus momentos Kissing preferidos de las películas que más le gustaban a cada uno.

IMG_3521

IMG_3468

A la hora de elegir la impresión de las imágenes, optamos por el blanco y negro ya que la mantelería era estampada. En el seating mantuvimos la película e ilustramos cada mesa con la frase más tierna e inolvidable correspondiente a cada fotograma. Un guiño muy personal.

Pero como una imagen vale más que mil palabras… Os dejo con una serie de fotografías para que os deleitéis con los besos más emblemáticos de la historia del cine.

IMG_3521

IMG_3420

Rompiendo tópicos ¿Qué es una Wedding Planner?

_MG_5269

Cada vez más, se escucha la palabra Wedding Planner. Una profesión que gusta a muchos y asusta a otros. Hoy en Las novias de Sira destapamos los tabúes y os mostramos cómo somos realmente. Eso sí, siempre en clave de humor.

  • No somos unas frikis de las bodas, con un pañuelo en la mano ante cualquier atisbo de tul. Tampoco vamos por ahí suspirando o a moco tendido haciendo gala de nuestra sensibilidad. Las “ñoñas” tienen poco que hacer en esta profesión en que hay que saber manejar a decenas de profesionales con rigor para que cumplan timings y a la vez mantener el buen rollito del equipo a tope.
  •  Las  Wedding Planner no somos adictas a Etsy, ni llenamos cualquier superficie libre de washi tape, ni nos gustan los pompones, ni los corazones, ni somos coleccionistas de tarros de cristal con apariencia de granja americana, ni escribimos con máquina antigua.

Sira-Si-Quiero-Wedding-Planners-28412162

  • Sí, es casi un Expediente X: cuando vemos cajas viejas apiladas, vemos… cajas viejas apiladas. Y nos dan palpitaciones y sudores fríos. Ese concepto de lo vintage como secta exclusivista como medidas fáciles y faltas de ideas, sin alternativa visual no nos interesa. Nuestras preferencias artísticas (al menos las mías) pueden moverse desde Bernini a Barbara Kruger, desde Velázquez a Bacon. Yo prefiero mirar la historia de arte (y abundar en la española) para inspirarme que la recolección en un granero americano que me es vitalmente muy ajena. Que como opción era graciosa, pero a estas alturas es agotadora. Y pensando en el campo hay miles de opciones: la vendimia, la recogida de aceituna… gastronómicamente estimulantes, estéticamente muy ricas y originales…
  • Tampoco desayunamos macarons y cupcakes. Seamos realistas, engordan mucho, pero puestas a elegir y contar calorías, yo prefiero jamón ibérico y una Ópera. Pero sí, es verdad que entre pruebas de menú y eventos varios, nuestra dieta es muy estimulante. Asesorar para la adecuada elección de un menú de boda requiere también formación en gastronomía. Y nos presentan y muestran y envían las novedades. ¿Y cómo decir que no a las cosas ricas? ese es un plus interesante. Menos los días que te tocan dos pruebas de menú seguidas y sueñas con un brécol al vapor o con acostarte sin cenar.

Si-Quiero-Wedding-Planners-00151

  • Pues sí, algunas nos hemos casado porque atención, las wedding planners también somos chicas y nos enamoramos y queremos vestirnos de novia; y sí, es un paso que si lo has dado sabes todo lo que significa y hace entender a nuestras novias mejor, pero nuestra boda no ha sido el hito fundacional del trabajo de la agencia, ni la causa por la que decidimos que iba a ser nuestra profesión, ni lo hemos publicitado everywhere ni nada similar. En casa de herrero, cuchillo de palo: Aunque la boda sea fantástica, cuando eso es lo que haces durante toda tu jornada, la tuya se queda en casa.
  • Las palabras “Me caso” no son un “ábrete sésamo” mágico con el que se desata nuestra pasión. Puedes estar segura, cuando oímos decirlo a nuestros amigos no nos ponemosa dar saltos. Porque si haces bodas a tus amigos, no hay fiesta… y eso es un rollo, ¿verdad?. Y si estamos en una cena o de fiesta y alguien saca su boda como argumento, seguro que hacemos lo imposible por hablar de otra cosa.

Sira-Si-Quiero-Wedding-Planners-28412215

  • Nuestra ración de fiestas se queda en el trabajo, que termina casi haciéndonos ermitañas sociales. Nos perdemos casi todos los cumpleaños de nuestra familia y amigos. Los que quieren que estemos, saben que tienen que elegir otra fecha, pero que un sábado noche… es casi un milagro que podamos.
  • Tenemos que tener una empatía a prueba de bomba, porque todas las parejas quieren “una boda bonita, natural, donde todos lo pasen bien, con detalles y sencilla“. Y a pesar de que son las mismas palabras, unas terminan queriendo decir con eso blanco y las otras negro.
  • No, no y no: nuestro trabajo no es glamuroso. El resultado sí, pero nuestro trabajo es detallista, entregado y absorbe miles de horas. Claro, cuando nos apasiona, las horas vuelan, pero lo fabuloso de la boda no demuestra la cantidad de horas que llevamos de pie, y a mi hasta se me pasa beber agua…

IMG_3481

  •   Es un trabajo absorbente, apasionante, divertido, tierno, exigente, intenso, diferente, sorprendente… un trabajo que hace que me olvide de que estoy trabajando. Para mí eso es un premio.

Bienvenidas a Las Novias de Sira

Si-Quiero-Marbella-Wedding-Planners--Weddings-Marbella3c[1]

¡Hola!

Estáis en Las novias de Sira. Mis novias están enamoradas de su pareja, de la vida, de la primavera, de los primeros copos de nieve, del mar, de viajar…

A unas les encantan las mariposas y otras no pueden ni verlas, unas adoran la música y otras me dicen “elígela tú”, unas saben cómo querían casarse desde pequeñajas y otras nunca lo desearon; unas son prácticas actuales y otras unas románticas y miran las musarañas; unas quieren niños en su boda y en su vida y otras ni verlos; unas dan todo protagonismo a sus padres y otras quieren ganarse un espacio todo de ellas; unas son gourmets y otras comen para sobrevivir; unas odian el chocolate y otras no saben vivir sin él; unas son grandes bailarinas y otras tienen temor escénico; unas han viajado el mundo entero y otras aún están probando sus alas.

ELMARCOROJO175Foto: El Marco Rojo

Unas adoran lo clásico y otras lo detestan y quieren lo último, lo más trendy; unas adoran los peces y otras tienen fobia a los pájaros, unas no pueden ver una aceituna y otras ver carne, unas lo quieren todo rosa y otras qué ñoño, unas con dos padrinos y otras sin ninguno, unas de lágrima fácil y otras tan tiernas que no se note, unas “NO sin mi perro” y otras todo con mi mamá, unas pasan por el “No me caso” y otras todo risas, unas hiperactivas con agenda de boda y otras ralentizadas “Ay se me ha olvidado otra vez”.

Pero todas son grandes mujeres. Son vitales, conscientes, realistas. Entusiastas. Alegres. Exigentes. Perfeccionistas. En distinto grado y forma. Y todas comparten un punto: quieren una boda para disfrutarla. And I love it!

ELMARCOROJO461Foto: El Marco Rojo

Si-Quiero-Marbella-Wedding-Planners--Weddings-MarbellaMIGUEL&CARMEN285

La vida es muy corta para gastar un momento en malos rollos, el sufrimiento es una opción y la descartamos. Oportunidades, momentos y ocasiones increíbles se abren cada día cuando sale el sol o aparece la luna. Nos los comemos a bocados, con risas y algunas lágrimas.

Mis bodas están hechas con el mimo y la reverencia que siento ante lo única que es cada novia. Con la complicidad que creamos juntas. Con el corazón que les entrego. Eso es lo que nutre mi trabajo, desde ahí se alimenta y fluye. Por eso, (a pesar de que hace años que dejamos muy muy atrás la boda número mil, oh por favor!!!) hacemos UNA BODA. Ese mimo y toda la experiencia, están aquí para ti además mis novias terminan siendo amigas. (Todo eso está aquí para ti)

¡Bienvenida! Nos une la pasión